Intervenciones para la fatiga y la pérdida de peso en adultos con enfermedades progresivas en estadio avanzado.

fatigaAntecedentes: La fatiga y la pérdida de peso no intencional son dos de los síntomas más frecuentes que sufren los pacientes con enfermedades progresivas en estadio avanzado. Las intervenciones apropiadas pueden traer mejorías considerables en la función y la calidad de vida tanto para los pacientes como para sus familias, así como reducir las dificultades físicas, psicológicas y espirituales.

Objetivos: Resumir las pruebas disponibles sobre la eficacia de las intervenciones utilizadas para el tratamiento de la fatiga o la pérdida de peso no intencional en adultos con enfermedades progresivas en estadio avanzado, mediante la revisión de la evidencia presentada en las revisiones Cochrane.

Métodos: Se realizaron búsquedas en la Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas (Cochrane Database of Systematic Reviews) (CDSR) de todas las revisiones sistemáticas que evaluaran cualquier intervención para el tratamiento de la fatiga o la pérdida de peso no intencional en adultos con enfermedades progresivas en estadio avanzado (The Cochrane Library 2010, Número 8). Se examinaron los títulos de interés por resumen. Cuando no quedó clara la relevancia de una revisión, se llegó a un consenso con respecto a la relevancia del grupo de participantes y las medidas de resultado para el resumen. Dos autores del resumen extrajeron los datos de forma independiente mediante el uso de un formulario de extracción de datos. Se utilizó la herramienta de medición AMSTAR (Assessment of Multiple SysTemAtic Reviews, Evaluación de Revisiones Sistemáticas Múltiples) para evaluar la calidad metodológica de cada revisión sistemática.

Resultados principales: Se incluyeron 27 revisiones sistemáticas (302 estudios con 31.833 participantes) en el resumen. Ninguna de las revisiones sistemáticas incluidas informó los datos cuantitativos sobre la eficacia de las intervenciones para el tratamiento de la fatiga o la pérdida de peso específicas para pacientes con enfermedades progresivas en estadio avanzado. Todas las revisiones incluidas excepto una se consideraron de calidad metodológica alta. En cuanto a la revisión restante, no fue posible evaluar la calidad metodológica de la estrategia de investigación según fue descrita. Ninguna de las revisiones sistemáticas describió adecuadamente si hubo conflicto de intereses en los estudios incluidos.

Tratamiento de la fatiga

Esclerosis lateral amiotrófica/enfermedad de motoneurona (ELA/EMN): se identificó una revisión sistemática (dos estudios y 52 participantes); la intervención fue ejercicio.

Cáncer: se identificaron cinco revisiones sistemáticas (116 estudios con 17.342 participantes); las intervenciones farmacológicas fueron ácido eicosapentanoico (AEP) y cualquier tratamiento farmacológico para la fatiga relacionada con el cáncer y las intervenciones no farmacológicas fueron ejercicio, intervenciones realizadas por enfermeras dedicadas al cuidado de las mamas e intervenciones psicosociales.

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC): se identificaron tres revisiones sistemáticas (59 estudios y 4.048 participantes); las intervenciones fueron programas de educación para el autocuidado, apoyo nutricional y rehabilitación pulmonar.

Fibrosis quística: se identificó una revisión sistemática (nueve estudios y 833 participantes); la intervención fue entrenamiento físico.

Virus de la inmunodeficiencia humana/síndrome de inmunodeficiencia adquirida (VIH/SIDA): se identificaron dos revisiones sistemáticas (21 estudios y 748 participantes); las intervenciones fueron ejercicios de resistencia progresivos y ejercicios aeróbicos.

Esclerosis múltiple (EM): se identificaron cinco revisiones sistemáticas (23 estudios y 1.502 participantes); las intervenciones farmacológicas fueron amantadina y carnitina. Las intervenciones no farmacológicas fueron dieta, ejercicio y terapia ocupacional.

Enfermedades combinadas en estadios avanzados: se identificó una revisión sistemática (cinco estudios y 453 participantes); la intervención fue la hidratación asistida médicamente.

Tratamiento de la pérdida de peso

ELA/EMN: se identificó una revisión sistemática aunque ningún estudio reunió los criterios de inclusión para la revisión sistemática; la intervención fue la alimentación por sonda enteral.

Cáncer: se identificaron tres revisiones sistemáticas y una cuarta revisión sistemática que también contenía datos extraíbles sobre cáncer (66 estudios y 5.601 participantes); las intervenciones farmacológicas fueron acetato de megestrol y ácido eicosapentanoico (AEP) (esta revisión sistemática también se incluye en la sección de fatiga relacionada con el cáncer mencionada anteriormente). Las intervenciones no farmacológicas fueron la alimentación por sonda enteral y las intervenciones no invasivas para los pacientes con cáncer de pulmón.

EPOC: se identificó una revisión sistemática (59 estudios y 4.048 participantes); la intervención fue apoyo nutricional. Esta revisión sistemática también se incluyó en la sección de fatiga relacionada con la EPOC.

Fibrosis quística: se identificaron dos revisiones sistemáticas (tres estudios y 131 participantes); las intervenciones fueron alimentación por sonda enteral y suplementos calóricos orales.

VIH/SIDA: se identificaron cuatro revisiones sistemáticas (42 estudios y 2.071 participantes); la intervención farmacológica fue esteroides anabólicos. Las intervenciones farmacológicas fueron intervenciones nutricionales, ejercicios de resistencia progresivos y ejercicios aeróbicos. Ambas revisiones sistemáticas acerca de las intervenciones con ejercicios también fueron incluidas en la sección de fatiga relacionada con el VIH/SIDA.

EM: no se encontraron revisiones sistemáticas que considerara las intervenciones para el tratamiento de la pérdida de peso no intencional en pacientes con un diagnóstico clínico de esclerosis múltiple en cualquier estadio de la enfermedad.

Enfermedades combinadas en estadios avanzados: se identificaron dos revisiones sistemáticas (32 estudios y 4.826 participantes); las intervenciones fueron acetato de megestrol y nutrición asistida médicamente.

Conclusiones de los autores

Faltan pruebas consistentes sobre las intervenciones para el tratamiento de la fatiga o la pérdida de peso no intencional en estadios avanzados de las enfermedades progresivas como el cáncer en estadio avanzado, insuficiencia cardíaca, insuficiencia pulmonar, fibrosis quística, esclerosis múltiple, enfermedad de motoneurona,  enfermedad de Parkinson, demencia y SIDA. Las pruebas presentadas en este resumen aportan algunas ideas sobre las intervenciones que pueden demostrar beneficios en esta población, como los ejercicios, algunos tratamientos farmacológicos y el apoyo al autocuidado.

Los investigadores podrían mejorar la calidad metodológica de estudios futuros mediante el cegamiento de los evaluadores de resultado. La adopción de mecanismos de reporte uniformes para las medidas de resultado de fatiga y pérdida de peso también permitiría realizar un metanálisis de los estudios pequeños.

Los investigadores también podrían mejorar la aplicabilidad de las recomendaciones de las intervenciones para el tratamiento de la fatiga y pérdida de peso no intencional en los pacientes con enfermedades progresivas en estadio avanzado, mediante la inclusión de un análisis de subgrupos de esta población en las revisiones sistemáticas de las intervenciones aplicables.

Se requiere más investigación para evaluar las mejores intervenciones para el tratamiento de la fatiga o pérdida de peso en pacientes con enfermedades en estadio avanzado. Es necesario realizar un reporte estandarizado de estos síntomas y llegar a un acuerdo entre los investigadores en cuanto a la duración mínima de los estudios y al cambio de porcentaje mínimo en la experiencia sobre los síntomas que pruebe los beneficios de una intervención. Sin embargo, se plantean retos en cuanto al aporte de mediciones de resultado significativas teniendo en cuenta el deterioro de la salud a medida que progresa la enfermedad. Las intervenciones para el tratamiento de estos síntomas también deben tener en cuenta el impacto sobre la calidad de vida y deben centrarse en las experiencias orientadas a los pacientes en lugar de las orientadas completamente a la enfermedad para los pacientes. Las revisiones sistemáticas y los estudios de intervención primaria deben incluir el impacto de las intervenciones en medidas de calidad de vida estandarizadas y validadas.

Payne C, Wiffen PJ, Martin S. Interventions for fatigue and weight loss in adults with advanced progressive illness. Cochrane Database of Systematic Reviews 2012, Issue 1. Art. No.: CD008427.

Please follow and like us:

About Eduardo Gallegos

Dr. Eduardo Gallegos Chávez: Médico Geriatra. Diplomado en Geriatría y Gerontología Universidad de Concepción, Diplomado en Gestión de instituciones de Salud Universidad de Chile. Estudios de Magister en Salud Pública Universidad de Chile, Diplomado en Medicina Basada en Evidencia Pontificia Universidad Católica de Chile, Estudios en Práctica Clínica Basada en Evidencia Universidad de Mac Master- Canada. Profesor de Medicina y Geriatría de la Universidad de Santiago de Chile.
This entry was posted in Demencias, Ejercicio, EStrategias de Atención, Noticias, Nutrición, Parkinson, Rehabilitación, Respiratorio and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.