Intervenciones para prevenir las caídas en adultos mayores que viven en la comunidad. Recomendación del Grupo de trabajo de servicios preventivos de USA. (USPSTF)

Importancia: Las caídas son la principal causa de morbilidad y mortalidad relacionada con lesiones entre los adultos mayores en los Estados Unidos. En 2014, el 28.7% de los adultos mayores de 65 años que vivían en la comunidad informaron haber caído, lo que resultó en 29 millones de caídas (37.5% de las cuales necesitaron tratamiento médico o actividad restringida por un día o más) y un estimado de 33.000 muertes en 2015.

Objetivo: Actualizar la recomendación de USPSTF de 2012 sobre la prevención de caídas en adultos mayores que viven en la comunidad.

Revisión de evidencia: USPSTF revisó la evidencia sobre la efectividad y los daños de las intervenciones relevantes de atención primaria para prevenir caídas y morbilidad y mortalidad relacionadas con caídas en adultos mayores de 65 años que viven en la comunidad y que no tienen osteoporosis o deficiencia de vitamina D.

Hallazgos: USPSTF encontró evidencia adecuada de que las intervenciones con ejercicios tienen un beneficio moderado en la prevención de caídas en adultos mayores con mayor riesgo de caídas y que las intervenciones multifactoriales tienen un pequeño beneficio. USPSTF encontró pruebas adecuadas de que los suplementos de vitamina D no tienen ningún beneficio para prevenir las caídas en los adultos mayores. USPSTF encontró evidencia adecuada para vincular los daños del ejercicio y las intervenciones multifactoriales como de bajo riesgo. USPSTF encontró pruebas adecuadas de que los daños generales de los suplementos de vitamina D son de pequeños a moderados.

Conclusiones y recomendaciones: USPSTF recomienda intervenciones de ejercicios para prevenir caídas en adultos de 65 años o más que viven en la comunidad y tienen mayor riesgo de caídas. (Recomendación B). USPSTF recomienda que los médicos ofrezcan de forma selectiva intervenciones multifactoriales para prevenir caídas en adultos de 65 años o más que viven en la comunidad y tienen mayor riesgo de sufrir caídas. La evidencia existente indica que el beneficio neto general de ofrecer intervenciones multifactoriales rutinarias para prevenir caídas es pequeño. Al determinar si este servicio es apropiado para un individuo, los pacientes y los médicos deben considerar el equilibrio entre los beneficios y los daños en función de las circunstancias de las caídas previas, la presencia de afecciones médicas comórbidas y los valores y preferencias del paciente. (Recomendación C). USPSTF recomienda que no se administren suplementos de vitamina D para evitar caídas en adultos que viven en la comunidad de 65 años o más. (Recomendación D). Estas recomendaciones se aplican a adultos que viven en la comunidad y que no tienen osteoporosis ni deficiencia de vitamina D.

JAMA. 2018;319(16):1696-1704. doi:10.1001/jama.2018.3097

Please follow and like us:

About Eduardo Gallegos

Dr. Eduardo Gallegos Chávez: Médico Geriatra. Diplomado en Geriatría y Gerontología Universidad de Concepción, Diplomado en Gestión de instituciones de Salud Universidad de Chile. Estudios de Magister en Salud Pública Universidad de Chile, Diplomado en Medicina Basada en Evidencia Pontificia Universidad Católica de Chile, Estudios en Práctica Clínica Basada en Evidencia Universidad de Mac Master- Canada. Profesor de Medicina y Geriatría de la Universidad de Santiago de Chile.
This entry was posted in Caídas and tagged . Bookmark the permalink.

Comments are closed.