Intervenciones para mejorar el control de factores de riesgo modificables en la prevención secundaria del accidente cerebrovascular.

Antecedentes: Las personas con accidente cerebrovascular (ACV) o accidente isquémico transitorio (AIT) tienen un mayor riesgo de sufrir un ACV en el futuro y otros eventos cardiovasculares. Los servicios de ACV deben organizarse para maximizar la adopción de estrategias basadas en evidencia para la prevención secundaria de ACV. Las intervenciones relacionadas con el tabaquismo no se revisaron en esta revisión. Esta es una actualización de una revisión del 2014.

Objetivos: Evaluar los efectos de las intervenciones de los servicios de ACV para la implementación de estrategias de prevención secundaria del ACV en el control de los factores de riesgo modificables, incluyendo la adherencia de los pacientes a los medicamentos prescritos y la ocurrencia de eventos cardiovasculares secundarios.

Método de búsqueda: Se realizaron búsquedas en Cochrane Stroke Group Trials Register (Abril 2017), Cochrane Effective Practice and Organisation of Care Group Trials Register (Abril 2017), CENTRAL (the Cochrane Library 2017, issue 3), MEDLINE (1950 a Abril 2017), EMBASE (1981 a Abril 2017) y 10 bases de datos adicionales que incluyen registros de ensayos clínicos. Se ubicaron más estudios al buscar en listas de referencias de artículos y contactaron a los autores de los estudios incluidos.

Criterios de selección: Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) que evaluaron los efectos de la atención convencional sobre la modificación de los factores de riesgo.

Recolección y análisis de datos: 4 revisores seleccionaron los estudios para su inclusión y extrajeron los datos de forma independiente. La calidad de la evidencia se clasificó como ‘alto’, ‘moderado’, ‘bajo’ o ‘muy baja’ de acuerdo con el enfoque GRADE. Tres evaluaron el riesgo de sesgo de los estudios incluidos.

Principales resultados: La revisión actualizada incluyó 16 nuevos estudios con 25.819 participantes, lo que arrojó un total de 42 estudios que incluyeron 33.840 participantes. Utilizaron la herramienta de riesgo de sesgo Cochrane y evaluaron tres estudios con alto riesgo de sesgo; el resto se consideró que tenía un bajo riesgo de sesgo. Se incluyeron 26 estudios que evaluaron predominantemente las intervenciones organizacionales y 16 que evaluaron las intervenciones educativas y de comportamiento en los participantes. Se agruparon los resultados, a pesar de que cierta heterogeneidad clínica y metodológica estaba presente. Intervenciones educacionales y conductuales no mostraron diferencias claras en cualquiera de los resultados de la revisión, que incluyen la presión arterial sistólica y diastólica media, índice de masa corporal, el logro del objetivo de HbA1c, perfil lipidico, nivel medio de HbA1c, adherencia a la medicación o eventos cardiovasculares recurrentes. Hubo pruebas de calidad moderada de que las intervenciones de organización resultaron en un mejor control de la presión arterial, en particular, una mejora en el logro de la presión arterial objetivo (odds ratio (OR) 1,44, IC 95% 1,09 a 1.90; 13 estudios; 23.631 participantes ). Sin embargo, no hubo cambios significativos en la presión arterial media sistólica (diferencia de medias (MD),  -1,58 mmHg IC 95% -4,66 a 1,51; 16 estudios; 17.490 participantes) y la media de la presión arterial diastólica (MD -0,91 mmHg  IC 95%  – 2,75 a 0,93, 14 estudios, 17.178 participantes). No hubo cambios significativos en los resultados de revisión restantes.

Conclusión de los autores: Las intervenciones organizacionales pueden estar asociados con una mejora en el logro del objetivo de la presión arterial, pero no se encuentra ninguna evidencia clara de que estas intervenciones mejoran otros factores de riesgo modificables (perfil lipídico, HbA1c, adherencia a la medicación) o reducir la incidencia de eventos cardiovasculares recurrentes. Las intervenciones, incluida la educación del paciente sola, no condujeron a mejoras en el control modificable de los factores de riesgo ni a la prevención de eventos cardiovasculares recurrentes.

Cochrane Database Syst Rev. 2018 May 7;5:CD009103. doi: 10.1002/14651858.CD009103.pub3. [Epub ahead of print]

Please follow and like us:

About Eduardo Gallegos

Dr. Eduardo Gallegos Chávez: Médico Geriatra. Diplomado en Geriatría y Gerontología Universidad de Concepción, Diplomado en Gestión de instituciones de Salud Universidad de Chile. Estudios de Magister en Salud Pública Universidad de Chile, Diplomado en Medicina Basada en Evidencia Pontificia Universidad Católica de Chile, Estudios en Práctica Clínica Basada en Evidencia Universidad de Mac Master- Canada. Profesor de Medicina y Geriatría de la Universidad de Santiago de Chile.
This entry was posted in Accidente Cerebrovascular, Cardiovascular, EStrategias de Atención, Noticias, Prevención en Salud and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.